Consultado por un periodista del canal TN, luego de su discurso en la Plaza del Congreso, el gobernador Sergio Urribarri evitó dar nombres de dirigentes justicialistas para explicar su acusación contra “los oportunistas de nuestro sector político”, a los que fustigó en su mensaje, el martes, previo al de Néstor Kirchner.

“Jamás en mi vida generalicé. No me refería a ningún sector de la vida política institucional oficial, de la República Argentina”, se excusó Urribarri ante la insistencia del cronista.

Ofreció, luego, algún detalle: “Hablo de personas, de gente que en estos últimos días han aparecido en reuniones, a mi parecer extrañas, al menos porque nunca han tenido coincidencias”. “Por ejemplo, el señor (Mario) Llambías con el señor (Luis) Barrionuevo. La verdad no creo que coincidan en algo. Y otros… Pero la verdad, usted no va a lograr de mí que haga alusiones personales o por allí que pueda indicar a alguno de los dirigentes del Partido Justicialista. Lo que sí veo lo que todos vemos”, terminó el asunto el mandatario entrerriano que, finalmente, criticó a lo que describió como “una melange de dirigentes que durante décadas estuvieron en las antípodas, al menos desde el punto de vista ideológico y hoy están juntos. ¿No? Simplemente esa lectura hago”.

Los comentarios de este artículo se encuentran deshabilitados.